24.-José Lezama Lima –> OCTAVIO PAZ


¿Cómo leer en bicicleta?
https://i0.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/elementos/logocorreo.gif
¿Cómo leer en bicicleta?

mano¿Quiénes somos? || manoIMAGEN Blog || mano 10 enero 2009

img Gracias por visitarnos.img verSeas Bienvenidoimg


https://i1.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/radiounamgd.jpg https://i1.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/elementos/re.jpghttps://i1.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/elementos/amlo.jpghttps://i0.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/elementos/uv2.jpghttps://i1.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/elementos/rg2.jpg


La noche de las estrellas será el acto inaugural,
informó Silvia Torrres Castilleja

El 31 de enero México empezará
la fiesta por el Año de la Astronomía

■ Se realizará una observación masiva y simultánea desde distintos puntos del país, explica José Franco, de la UNAM

■ En París será la apertura internacional oficial, el día 15

Emir Olivares Alonso

https://i1.wp.com/www.jornada.unam.mx/2009/01/07/fotos/a02n1cie-1_mini.jpg

La Vía Láctea, la galaxia a la que pertenece la Tierra, gira sobre sí misma más rápidamente de lo que se pensaba, lo que significa que su masa es 50 por ciento mayor e incrementa la probabilidad de una colisión intergaláctica, según una investigación divulgada el lunes en Estados Unidos, informa la agencia Afp. Un equipo internacional de astrónomos, al efectuar medidas de alta precisión, determinó que tiene una velocidad de rotación 161 mil km/h más rápida de lo que se estimaba. La imagen es una recreación artística de la más reciente observación de su estructura, provista por el Centro para la Astrofísica de la Universidad Harvard y el Instituto Smithsoniano Foto: Ap

La noche del próximo 31 de enero arrancarán en México las actividades para celebrar el Año Internacional de la Astronomía, cuyo objetivo es divulgar información y despertar vocaciones relacionadas con esa ciencia mediante la evocación de “un hecho crucial” para esta área del conocimiento: la primera observación con un telescopio, realizada por Galileo Galilei en 1609.

Silvia Torres Castilleja, investigadora emérita del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y encargada del enlace internacional para las celebraciones en nuestro país, destacó que para comenzar los festejos se prepara un acto llamado La noche de las estrellas.

José Franco, director del IA, informó en entrevista que el objetivo de la actividad inaugural es realizar una observación masiva y simultánea desde diversos puntos emblemáticos del país, entre ellos sitios arqueológicos –como Teotihuacán, estado de México, y Monte Albán, Oaxaca– o la plancha del Zócalo de la ciudad de México, con la finalidad de que la población contemple el cosmos desde la perspectiva de las culturas mesoamericanas.

“El objetivo es recuperar una tradición milenaria, reconocer que nuestras culturas originarias observaban el cielo y que nos debemos sentir orgullosos de lo que lograron, como los muy precisos calendarios o conocer los ciclos de Marte, Venus, Saturno y Júpiter. Somos herederos de una cultura que logró desarrollarse de manera espectacular”, señaló Franco.

Participan diferentes institucionales

Indicó que en La noche de estrellas participan astrónomos de diferentes centros del país, como los institutos Politécnico Nacional (IPN) y Nacional de Antropología e Historia entre otros.

Torres Castilleja prometió que el 31 de enero “les vamos a bajar las estrellas”, pues resaltó que debido a la contaminación lumínica –exceso en las emisiones de luz artificial nocturna– el cosmos no puede contemplarse como antaño. “El hecho de que haya tanta iluminación (artificial) ha provocado que en la ciudad de México hayamos perdido las estrellas, que no miremos al cielo. Ahora, frecuentemente los jóvenes ya no saben ni de qué lado sale el Sol, desconocen la Luna. Antes de la luz eléctrica las personas estaban muy atentas al cielo, ahora prácticamente nadie se fija en él”.

La UNESCO declaró a 2009 Año de la Astronomía, lo que fue ratificado posteriormente por la Asamblea General de la ONU debido a que se conmemoran 400 años de que Galileo observó por primera vez el cielo con un telescopio, “lo que trajo un sinnúmero de descubrimientos, resultados y datos para conocer el universo”, señaló Torres.

En el festejo, que será inaugurado mundialmente en París, Francia, el 15 de enero, participarán alrededor de 150 países y es organizado a escala mundial por la Unión Astronómica Internacional y por la UNESCO.

Torres reiteró que el “personaje central” de las celebraciones es el científico italiano del Renacimiento, e informó que habrá conferencias, mesas redondas, publicaciones, cápsulas de radio, espots televisivos, exposiciones, entre otras actividades, para “acercar al mayor número posible de personas a esta ciencia y a sus más recientes hallazgos”.

A su vez, Franco destacó que un hecho que los mexicanos, en particular los universitarios, celebrarán como parte del Año de la Astronomía es el 30 aniversario del telescopio del observatorio de San Pedro Mártir, en Ensenada, Baja California.

Ambos investigadores informaron que el 9 de febrero se montará una exposición de fotografías en las rejas del bosque de Chapultepec, en la avenida Paseo de la Reforma, la cual se montará después en la zona de Zacatenco del IPN, en el Cinvestav, en la delegación Iztapalapa y, probablemente,
en Ciudad Universitaria.

La celebración será “intensa” y culminará con la Feria de la Astronomía, que se realizará en el Palacio de Minería del 20 al 30 de noviembre, en la cual especialistas en el tema expondrán a la población historia, presente y avances astronómicos. Las actividades en México pueden ser consultadas en el sitio www.astronomia2009.org.mx.

Además de la UNAM y del IPN, en México participarán en estas actividades el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de Puebla, instituciones de Guanajuato y Sonora, entre otras entidades.

Aunque cada región y país organizará sus propias actividades, el festejo incluye varios actos globales, como las 100 horas de astronomía, que se llevarán a cabo del 2 al 5 de abril y cuyo objetivo es que miles de personas observen el universo a través del telescopio y por Internet; asimismo, circulan en la red varios blogs referentes al tema, en los que profesionales y aficionados comparten sus experiencias.

img
http://www.jornada.unam.mx/2009/01/07/index.php?section=ciencias&article=a02n1cie

https://i0.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/img_01/invita2.jpg

“Llamas y Ofrendas: Oaxaca 2006-2007”

Testimonio Fotográfico del Mtro. Francisco Alvarado-Juárez

Inauguración 16 de enero, 2009, 19:00 hrs.

Permanencia hasta el 8 de marzo, 2009

Museo de Antropología de Xalapa

Av. Xalapa s/n

Xalapa, Veracruz, México

https://i1.wp.com/galeon.com/comoleerenbicicleta/img_01/palestinamex2.jpg

img Robert Fisk img

Nos preguntaremos
por qué odian tanto a Occidente

Una vez más, Israel ha abierto las puertas del infierno para los palestinos. Cuarenta refugiados civiles muertos en una escuela de Naciones Unidas, otros tres en otro plantel de este tipo. No está mal para una noche más de trabajo en Gaza a cargo del ejército israelí, que cree en la “pureza de las armas”. ¿Debería sorprendernos?

Ya se nos olvidaron los 17 mil 500 muertos –casi todos civiles, la mayoría mujeres y niños– durante la invasión de Israel a Líbano, en 1982; los mil 700 palestinos muertos durante la matanza de Sabra y Chatila; la masacre de Qanaen en que murieron 106 civiles libaneses refugiados, más de la mitad de ellos niños, en una base de la ONU; la matanza de los refugiados de Marwahin, a quienes Israel ordenó salir de sus casas en 2006 para luego ser asesinados por helicópteros israelíes; los mil muertos en el mismo bombardeo del mismo año y en la invasión a Líbano, y lo mismo, casi todos civiles.

Lo que es sorprendente de los líderes occidentales, tanto presidentes como primeros ministros y, me temo, directores de medios y periodistas, es que se han tragado la vieja mentira de que Israel se cuida mucho de evitar víctimas civiles. “Israel hace todo el esfuerzo posible para evitar afectar a civiles”, aseguró de nuevo otro embajador israelí horas antes de la matanza en Gaza.

Y cada presidente y primer ministro que ha repetido esta mendacidad como excusa para no exigir un cese del fuego tiene en las manos la sangre de la carnicería de anoche. Si George W. Bush hubiera tenido el valor de exigir un cese del fuego hace 48 horas, todos esos ancianos, mujeres y niños, esos 40 civiles, estarían vivos.

Lo que ocurrió no sólo es una vergüenza: fue una desgracia. ¿Sería exagerado llamarlo crimen de guerra? Porque así es como llamaríamos esta atrocidad si Hamas la hubiera cometido. Por lo tanto, me temo, estamos ante un crimen de guerra.

Después de cubrir tantos asesinatos masivos a manos de ejércitos de Medio Oriente –por soldados sirios, iraquíes, iraníes e israelíes–, supongo que debería yo reaccionar con cinismo. Pero Israel proclama que está combatiendo en la guerra “internacional contra el terror”. Los israelíes aseguran luchar en Gaza por nosotros, por nuestros ideales occidentales, por nuestra seguridad y para salvarnos, de acuerdo con nuestras normas. Y así somos cómplices de las salvajadas que se cometen en Gaza.

Ya he reportado las excusas que en el pasado ha dado el ejército israelí por estos atropellos. Como está claro que serán recalentadas en las próximas horas, aquí les obsequio algunas: los palestinos mataron a sus propios refugiados, los palestinos desenterraron cuerpos de los cementerios y los plantaron en las ruinas. Y a final de cuentas, los palestinos tienen la culpa por haber apoyado a una facción armada, y además porque los palestinos armados deliberadamente utilizan a refugiados inocentes como escudos humanos.

Cuando la derechista Falange libanesa, aliada de Israel, perpetró la matanza de Sabra y Chatila, los soldados israelíes se quedaron ahí, observándolos durante 48 horas, sin hacer nada, y esto fue revelado por una investigación a cargo de una comisión israelí.

Posteriormente, cuando Israel fue acusado de esa matanza, el gobierno de Menachem Begin acusó al mundo de calumniar con sangre a su país. Después que la artillería israelí disparó bombas contra una base de la ONU en Qana, en 1996, los israelíes afirmaron que hombres armados de Hezbollah también se refugiaban en dicha base. Era mentira. Los más de mil muertos en 2006 en una guerra que comenzó cuando Hezbollah capturó a dos soldados israelíes en la frontera simplemente se achacaron a Hezbollah.

Israel aseguró que los cuerpos de niños asesinados en la segunda matanza de Qana fueron tomados de un cementerio. Ésa fue otra mentira.

Nunca hubo excusas para la masacre en Marwahin. Se ordenó a los pobladores de la aldea que huyeran y ellos obedecieron sólo para ser atacados por barcos artillados israelíes. Los refugiados tomaron a sus niños y los colocaron en torno a los camiones en que viajaban, para que los pilotos israelíes pudieran ver que eran inocentes. Fue entonces cuando los helicópteros israelíes les dispararon a corta distancia. Sobrevivieron sólo dos personas, haciéndose pasar por muertos. Israel ni siquiera ofreció disculpas por este episodio.

Doce años antes, otro helicóptero israelí atacó una ambulancia que llevaba civiles de una aldea a otra –de nuevo obedeciendo órdenes de Israel– y mató a tres niños y dos mujeres. Los israelíes aseguraron que había un combatiente de Hezbollah en la ambulancia. Era mentira. Yo cubrí todas estas atrocidades, investigué, hablé con sobrevivientes. Lo mismo hicieron varios colegas. Nuestro destino, desde luego, fue enfrentar la más vil de las calumnias: se nos acusó de antisemitas.

Y escribo lo siguiente sin la menor duda: escucharemos de nuevo estas escandalosas fabricaciones. Nos repetirán la mentira de que Hamas tiene la culpa. Dios sabe que éste es culpable de suficientes cosas sin tener que añadir este crimen. Probablemente nos salgan también con la mentira de “los cuerpos sacados del cementerio”, y seguramente también escucharemos de nuevo la mentira de que “Hamas estaba dentro de la escuela de la ONU”. Y definitivamente, nos dirán de nuevo la mentira del antisemitismo. Y nuestros líderes soplarán y resoplarán y le recordarán al mundo que fue Hamas el que rompió el cese del fuego.

Sólo que no fue así. Israel lo rompió primero, el 4 de noviembre, cuando dio muerte a seis palestinos durante un bombardeo a Gaza, y de nuevo el 17 de noviembre al matar con otro bombardeo a cuatro palestinos más.

Sí, los israelíes merecen seguridad. Veinte israelíes muertos en los alrededores de Gaza en 10 años es, desde luego, una cifra horrible. Pero 600 palestinos muertos en poco más de una semana y miles de muertos desde 1948, a partir de cuando la matanza israelí de Deir Yassin impulsó el éxodo palestino de esa parte de Palestina que se convertiría en Israel, es una escala totalmente distinta.

Esto recuerda, no lo que sería el normal derramamiento de sangre en Medio Oriente, sino una atrocidad del nivel de la guerra de los
Balcanes en los años 90.

Desde luego, cuando un árabe se levante y con furia sin freno arroje hacia Occidente su ira incendiaria y ciega, diremos que eso nada tiene que ver con nosotros. “¿Pero por qué nos odian?”, nos preguntaremos. No vayamos a decir que no sabemos la respuesta.

© The Independent

Traducción: Gabriela Fonseca

img
http://www.jornada.unam.mx/2009/01/08/index.php?section=opinion&article=026a1mun


Los privilegios de la vista

Guerra
Israel • Palestina
kio


mano


Israel-Offensive im Gazastreifen

Foto: REUTERS

kio

manoLA OBRA de hoymano

ARTISTA manoJosé Clemente Orozco

TITULO manoGuardia trasera

TECNICA manoLitografía

MEDIDAS mano 11 7 / 8 x 18 5 / 8 pulgadas (30,2 x 47,3 cm.)

AÑO mano 1929


OCTAVIO PAZ

de José Lezama Lima


§

En el chisporreo del remolino
el guerrero japonés pregunta por su silencio,
le responden, en el descenso a los infiernos,
los huesos orinados con sangre
de la furiosa divinidad mexicana.
El mazapán con las franjas del presagio
se iguala con la placenta de la vaca sagrada.
El pabellón de la vacuidad oprime una brisa alta
y la convierte en un caracol sangriento.
En Río el carnaval tira de la soga
y aparecemos en la sala recién iluminada.
En la Isla de San Luis la conversación,
serpiente que penetra en el costado como la lanza,
hace visible las farolas de la ciudad tibetana
y llueve, como un árbol, en los oídos.
El murciélago trinitario,
extraño sosiego en la tau insular,
con su bigote lindo humeando.
Todo aquí y allí en acecho.
Es el ciervo que ve en las respuestas del río
a la sierpe, el deslizarse naturaleza
con escamas que convocan el ritmo inaugural.
Nombrar y hacer el nombre en la ceguera palpatoria.
La voz ordenando con la máscara a los reyes de Grecia,
la sangre que no se acostumbra a la tenaza nocturnal
y vuelve a la primigenia esfera en remolino.
El sacerdote, dormido en la terraza,
despierta en cada palabra que flecha
a la perdiz caída en su espejo de metal.
El movimiento de la palabra
en el instante del desprendimiento que comienza
a desfilar en la cantidad resistente,
en la posible ciudad creada
para los moradores increados, pero ya respirantes.
Las danzas llegaron con sus disfraces
al centro del bosque, pero ya el fuego
había desarraigado el horizonte.
La ciudad dormida evapora su lenguaje,
el incendio rodaba como agua
por los peldaños de los brazos.
La nueva ordenanza indescifrable
levantó la cabeza del náufrago que hablaba.
Sólo el incendio espejeaba
el tamaño silencioso del naufragio.

Anuncios

Escribe un comentario

Required fields are marked *
*
*

A %d blogueros les gusta esto: